.

miércoles, 9 de enero de 2013

ORACION A SAN FELIPE NERI PARA PETICIONES ESPECIALES DE AMOR

 
 



Bienaventurado San Felipe Neri,
 santo patrono de la alegría,
 tú que confiaste en la promesa
 de las Santas Escrituras,
 de que el Señor está siempre al alcance de todos
 y que no necesitamos tener ansiedad por nada,
 en tu compasión y gran bondad:
 sana nuestras preocupaciones y tristezas
 y levanta las cargas de nuestros corazones.

 Venimos a ti con un corazón lleno
 de abundante amor a Dios
 y toda la creación.

En nuestro pesar, te rogamos,
 sobre todo por esta necesidad

 (hacer la petición).

 San Felipe bondadoso protégenos
 por medio de tu intercesión amorosa,
 y que el gozo del Espíritu Santo
 que llenó tu corazón,
 transforme nuestras vidas
 y nos conceda la paz.

Te lo rogamos por Jesucristo nuestro Señor,
por su amada Madre la Virgen María
y por los dones del Espíritu Santo.

 Amén.
 
Rezar La salve, el Credo y Gloria.
Hacer la oración y los rezos durante siete días consecutivos.


San Felipe Neri (Florencia 1515-1595).

Llamado el “Santo de la Alegría”, “Santo Padre de la Bondad” “Santo Padre de la Ayuda”, fundó la Congregación del Oratorio (padres Oratorianos o Filipenses), para instruir a niños y jóvenes. Tenía el don de la profecía, de la sanación, de las lagrimas y el de hacer milagros, tuvo experiencias de éxtasis y levitación y obraba numerosos prodigios. A los 26 años renunció a la fortuna que su tío le iba a dejar en herencia y se fue a Roma como vagabundo, tan solo con la ropa que llevaba puesta, allí dio clases a niños a cambio de comida y un camastro. Durante tres años fue educado por los Dominicos donde estudio filosofía y teología. A los 34 su confesor le animo a hacerse sacerdote. Amigo y confesor de San Ignacio y de San Francisco de Sales, era muy conocido en Roma por su bondad y su carácter siempre alegre, decía que la alegría es necesaria y una fuerza vital en la vida. Se dedicó a confesar (tenía el poder de leer el estado del alma de sus penitentes), asistir enfermos, visitar cárceles y a atender a peregrinos y pobres, siempre con gran alegría pues pensaba que aunque no suprimía el sufrimiento, lo aliviaba y lo transformaba. Predicando la vida de los santos y con la Adoración a la Eucaristía, consiguió numerosas conversiones. Los últimos años de su vida los dedico a ser director espiritual, con el don de saber aconsejar muy bien y aunque estaba débil de salud, por su habitación pasaron desde cardenales hasta mendigos,
 a los que daba paz y alegría.
Vivir alegres es transpirar paz, serenidad, confianza. Es no dejarse vencer por las circunstancias, el infortunio, el dolor o la fragilidad de las cosas. La alegría nos viene cuando nos damos a los demás y seguimos a Jesucristo”.
 “La alegría conquistará el mundo”.
 Patrón de maestros y educadores, de las asociaciones para la protección infantil, de los catequistas, de los humoristas, de los niños y jóvenes. Protector de las personas con depresión, de las que se sienten solas y abandonadas, de las que no tienen amor, de las que están tristes y desesperadas, de las que quieren tener una buena muerte, de las enfermedades de las articulaciones, de los terremotos. Se le invoca para aliviar sufrimientos y desesperaciones, para encontrar la alegría y el amor, para aliviar las necesidades y para todo tipo de peticiones pues es muy milagroso.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs