.

jueves, 13 de diciembre de 2012

NOVENA BREVE AL SEÑOR POR LA INTERCESION DEL NIÑO JESUS (PARA PETICIONES)




Por la señal de la santa cruz +
de nuestros enemigos +
líbranos, Señor, Dios nuestro +
En el nombre del Padre,
 y del Hijo
 y del Espíritu Santo +

Amén.

Señor mío, Jesucristo,
Dios y Hombre verdadero,
 Creador, Padre y Redentor mío,
por ser Vos quién sois
 y porque os amo sobre todas las cosas,
 me pesa de todo corazón haberos ofendido;
propongo firmemente nunca más pecar,
apartarme de todas las ocasiones de ofenderos,
confesarme y, cumplir la penitencia que me fuera impuesta.
 
Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos,
en satisfacción de todos mis pecados,
 y, así como lo suplico,
 así confío en vuestra bondad y misericordia infinita,
que los perdonareis,
 por los méritos de vuestra preciosísima sangre,
 pasión y muerte,
 y me daréis gracia para enmendarme,
 y perseverar en vuestro santo amor y servicio,
hasta el fin de mi vida.
 
Amén.

¡Oh Padre eterno!,
 os ofrezco a honra y gloria vuestra,
 y por mi salvación y la de todo el mundo,
 el misterio del Nacimiento de nuestro divino Redentor.

¡Oh Padre eterno!,
 os ofrezco a honra y gloria vuestra,
 y por mi eterna salvación,
 los sufrimientos de la Virgen Santísima y de san José
 en aquel largo y penoso viaje de Nazaret a Belén,
 y las angustias de su corazón
 por no encontrar lugar donde ponerse a cubierto
 cuando estaba para nacer el Salvador del mundo.

¡Oh Padre eterno!,
 os ofrezco a honra y gloria vuestra,
 y por mi eterna salvación,
 el pesebre donde nació Jesús,
 el duro heno que le sirvió de cama,
 el frío que sufrió,
 los pañales en que fue envuelto,
 las lágrimas que derramó
 y sus tiernos gemidos.

¡Oh Padre eterno!,
 os ofrezco a honra y gloria vuestra,
 y por mi eterna salvación,
 el dolor que sufrió el divino Niño Jesús
 en su tierno cuerpecito,
 cuando se sujetó a la cruel circuncisión;
 os ofrezco aquella preciosísima sangre,
 que entonces derramó por primera vez
 para la salvación de todo el género humano.

¡Oh Padre eterno!,
 os ofrezco a mayor honra y gloria vuestra,
 y por mi eterna salvación,
 la humildad, la mortificación,
 la paciencia la caridad,
 y todas las virtudes del niño Jesús,
 y os doy gracias,
 os amo y os bendigo infinitamente
 por este inefable misterio
 de la Encarnación del Verbo divino.

Hacer las peticiones y rezar Padrenuestro,
Avemaría y Gloria.


Se repite todo durante nueve días seguidos.

Esta novena breve se puede hacer en cualquier momento del año para pedir favores a Dios por los meritos de la infancia del Niño Jesús, especialmente en Navidad, del 16 al 25 de diciembre.
 
 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs