.

domingo, 2 de diciembre de 2012

ORACION A SAN RAMON NONATO PARA UN PARTO FELIZ





¡Oh excelso patrono, San Ramón!,
 modelo de caridad
 para con los pobres y necesitados,
 aquí me tenéis postrada
 humildemente ante vuestros pies
 para implorar vuestro auxilio en mis necesidades.

Así como era vuestra mayor dicha
 ayudar a los pobres y necesitados en la tierra,
 socorredme, os suplico,
¡oh glorioso San Ramón!,
 en esta mi aflicción.

 A vos, ¡oh glorioso protector!
 acudo para que bendigáis
 al hijo que llevo en mi seno.

 Protegedme a mí y al hijo de mis entrañas,
 ahora y durante el parto que se aproxima.

 Os prometo educarlo
 según las leyes y mandamientos de Dios.

 Escuchad mis oraciones,
 amante protector mío, San Ramón,
 y hacedme madre feliz de este hijo
 que espero dar a luz
 por medio de vuestra poderosa intercesión.

 Así sea.
 
 


San Ramón Nonato, mártir (España hacia 1200-1240)
Tambien conocido como Ramón Nonato confesor de la fe, Raimundo Nonato y san Romano.
Recibió el nombre de "no nato", no nacido, porque tuvo que ser extraído del cuerpo de su madre que falleció un día antes de que el niño viese la luz. Hijo de familia noble pero pobre, ingresó en  la orden de los Mercedarios (Orden de los Caballeros de la Merced o de la Misericordia) y en poco tiempo recibió el cargo de “rescatador de cautivos”, fue enviado a Argel donde consiguió rescatar a cautivos, fortalecer su fe, consolarlos y curarlos, además consiguió convertir a muchos mahometanos y judíos, recibiendo distintos martirios por su predicación (perforaron sus labios con un candado que retiraban tirando de el y volvían a poner para alimentarle todos los días, entre otros), su labor redentora, su evangelización y su caridad . Nombrado cardenal a su regreso a España en 1239, no cambió su vida austera y murió de unas fiebres violentas poco después. Santo muy venerado por fieles devotos que acuden a él para pedir sus favores, por su intercesión se ha obrado multitud de milagros. Patrón de las mujeres embarazadas, de las parturientas, de las parteras y ginecólogos, de los sacerdotes que quieren proteger el secreto de la confesión y de las obras eucarísticas. Protector de los niños no nacidos y de los recién nacidos, de los niños en general,
de los acusados falsamente,  de los que sufren persecución de cualquier tipo, de los enfermos con fiebres. También
se le invoca para detener las malas lenguas, los “chismes”, los rumores, los falsos testimonios, las intrigas, contra la mentira y los mentirosos, dejar de maldecir, para guardar secretos



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs