.

lunes, 3 de diciembre de 2012

ORACION A SAN MARTIN DE PORRES PARA PETICIONES




Por la señal de la Santa Cruz,
de nuestros enemigos,
líbranos Señor Dios nuestro,
en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
 
Amén.

¡OH Dios misericordioso,
que nos disteis en el Bienaventurado Martín
un modelo perfecto de humildad,
de mortificación y de caridad;
y sin mirar a su condición,
sino a la fidelidad con que os servía,
lo engrandecisteis hasta glorificarlo en vuestro Reino,
entre los coros de los ángeles!

Miradnos compasivo
y hacednos sentir su intercesión poderosa.

Y tú, beatísimo Martín de la caridad,
que viviste sólo para Dios y para tus semejantes;
tú que tan solícito fuiste siempre
en socorrer a los necesitados,
atiende piadoso a los que admirando tus virtudes
y reconocido tu poder,
alabamos al Señor que tanto te ensalzó,
te ruego atiendas mi petición.
 
(hacer la petición)
 
Haznos sentir los efectos de tu gran caridad,
rogando por nosotros al Señor,
que tan fielmente premió tus méritos
con la gloria eterna.

Amén.

 


San Martín de Porres (Lima 1579-1639).
“Es un santo no para una nación,
sino para el mundo entero” (Juan XXIII).
 
Religioso de la orden de los dominicos, primer santo mulato de América. Hijo de padre español, que no pudo reconocerlo en un principio por pertenecer a la orden de Calatrava, y madre panameña (negra liberta). Las leyes de la época impiden que sea religioso por ser negro, y tiene que ingresar como Donado en el convento de santa María del Rosario. Su entrega a Dios, la humildad, el servicio, la obediencia y un amor sin medida, hacen que pueda consagrarse años más tarde como hermano. Aunque tuvo que soportar envidias, humillaciones e incomprensión, dedicó su vida a la caridad, a curar enfermos, a socorrer a los pobres. Se le atribuye el don de la bilocación, del control sobre la naturaleza, de la sanación, de la videncia, de la ciencia infusa. Entrego su alma a Dios el 3 de noviembre de 1639. Por su celo apostólico, su virtud, su gran humildad, su entrega, sus desvelos por socorrer a enfermos y necesitados y por sus continuos milagros, el pueblo le otorgó el apelativo de Martín de la Caridad. Patrón Universal de la Paz, de la justicia social, de la discriminación racial, de los enfermos, de los animales, de los barberos, de los hortelanos, de los que trabajan con las plantas medicinales, de los peluqueros, de los barrenderos, de los porteros. Padre y protector de los pobres, de los marginados, de los humildes, de los que padecen algún sufrimiento o necesidad de orden físico o espiritual.
Se le invoca para todo pues es muy milagroso.
 
 
 



 

1 comentario:

  1. peticiones por mis nitos jeke jettison bry personalesayan por mas cular distrafi ypor curacion cotra el cancer y del Corazon y de fieber reumaticas gracias sa martin de pore sierba de cristo mercedes

    ResponderEliminar

Mi lista de blogs